domingo, 20 de septiembre de 2009

Viajera

Allí, en el cauce fresco y sombrío,
bajo el dosel de mi lecho terreno,
danzo las notas de mi alegro,
bajo el arco de triunfo recién nacido.

Mientras las libélulas siembran brisas,
y el verde crece en silencio,
baja el color de los cielos,
me fundo bajo las lanzas de fuego,
en las perlas nacaradas,
que marcan mi ruta de eterno retorno.

Abrazo a mis hermanas saladas,
mientas me arrastra el titan que me elevará a los cielos y,
mientras me despido, me acunan los vientos,
devuelvo a mis hermanas sus besos salados
y mudo a lágrima dulce, a espíritu etéreo.

Los ojos del viento son testigos,
de que vuelvo a casa, con los mios,
cabalgando el arco de mi victoria sobre el tiempo,
que atrapa mis suspiros en el gran libro.

Solo unas letras con cuya lectura espero que hayáis disfrutado, dejo a vuestro criterio y a los buenos oficios del creador de este espacio su clarificación con una etiqueta.

Os propongo un ejercicio que allá donde originalmente lo publique propuse a los lectores:

  • ¿Adivina quien protagoniza la historia?
  • ¿A que sucesos de su existencia hace referencia este revoltijo de metáforas jajajaja?
Un cordial saludo para los creadores de este espacio, los coadministradores, comentaristas y visitantes.

6 comentarios:

Segis dijo...

¡Ostras, Charly, nos lo has puesto difícil de narices! :D :D :D

A riesgo de no dar una, me trevería a decir que tu poema data del agua en el periodo de evaporación.

Me sirvo de estas relaciones para aventurar esta conclusión:

"Allí, en el cauce fresco y sombrío,
bajo el dosel de mi lecho terreno,"

Allí en en las nubes (de un día nublado) bajo el cielo donde vivo (donde realizo todo mi ciclo)

"danzo las notas de mi alegro,
bajo el arco de triunfo recién nacido."

Lluevo bajo un recién nacido Arcoíris

"Mientras las libélulas siembran brisas,
y el verde crece en silencio,
baja el color de los cielos,
me fundo bajo las lanzas de fuego,
en las perlas nacaradas,
que marcan mi ruta de eterno retorno."

Lo detalla:

Mientras el viento me reparte y riego los campos, me mezclo con los rayos de sol que recorren el mismo camino que seguiré en la evaporación y vuelta a llover

"Abrazo a mis hermanas saladas,
mientas me arrastra el titan que me elevará a los cielos y,
mientras me despido, me acunan los vientos,
devuelvo a mis hermanas sus besos salados
y mudo a lágrima dulce, a espíritu etéreo."

Me mezclo con el agua del mar, m ientras el viento me mece, y seguido me separo del agua salada, siendo ya dulce y vapor.

"Los ojos del viento son testigos,
de que vuelvo a casa, con los mios,
cabalgando el arco de mi victoria sobre el tiempo,
que atrapa mis suspiros en el gran libro."

El viento presencia este proceso de retorno arriba, remontando el Arcoíris eregido como un trofeo de mi victoria, sobre el tiempo (que escribe los ciclos de la naturaleza, gobernados por el agua).


No sé se me he acercado algo o no. Pero con todo, es una sugerente y efectiva proposición en que dotas de humanidad a una entidad inerte y cotidiana. Por tanto, todo un ejercicio magistral de poesía.

Recibe un abrazo,

Segis


P.D. ¡Concho, y sé Bienvenido, que ya uno olvida hasta las buenas formas! :D :D :D

CharlyChip dijo...

Jajajaja, muy bien encaminado... En unos dias daré mi traducción de este galimatias de metáforas que he escrito ;-).

Un abrazo Segis

CharlyChip dijo...

Gracias :-)

CharlyChip dijo...

Hola Segis:

Psique hizo diana perfecta en una charla por skype.

Un abrazo

==============================
==============================
P.D.: El centro del tema es "El ciclo del agua".

Describe como el agua circula por el cauce de los rios bajo la sombra de los árboles y el arcoiris que marca el inicio de su viaje.
????????????????????????????
Cuenta como el tiempo y la vida transcurren durante su viaje bajo los rayos del sol que despiertan su brillo
????????????????????????????
En su viaje llega al mar mezclandose con el agua salada, se evapora bajo el sol separandose de nuevo de la sal al convertirse en vapor.
¿???????????????????????????
A la vista de todos reemprende su camino de vuelta a casa, donde su llegada esta marcada por el arco iris que cierra el ciclo eternamente repetido.

Segis dijo...

¡Jo, qué hábil es esta Psique! ¡Yo no lo hubiese adivinado nunca con tanto tino!

¿No le habrás chivado nada tú en esa charla, verdad? :D :D :D

Bueno, vaya mi felicitación para ambos.

Un abrazo,

Segis

psique dijo...

¡Que no me chivó nada! jo... ¡Qué poco confias en mis capacidades, con lo lista que soy!, :P

He de reconocer que fue tu desarrollo el que me puso un poco en el camino. Lo demás, a partir de tu exhaustivo análisis, fue un poco comer y cantar. Atar algunos cabos sueltos y poco más. El que había dado el DO de pecho, habías sido tú, sin duda.

Un beso a ambos.