domingo, 20 de septiembre de 2009

ARBOL DESHOJADO


ARBOL DESHOJADO

Mi mente a solas, tu dulce nombre deletrea
Dentro de mi tristeza, quietud y mi congoja,
Siento que eres viento arrollador, que tumba la hoja,
Soy el aire que pasa, sin que nadie me vea.

Sobre ella desconocida, flor de alcaravea,
Cual fruta madura, sin que nadie la recoja,
Como flor marchita, que viento leve deshoja.
Todavía, mi mente tu nombre deletrea.

Sombra gris, que a lo mejor precisa algún viajero,
Remanso dulce, para el buen hombre enamorado,
Agua fresca, añorada, del viejo tinajero.

Que me entrega verdadero amor ilusionado,
Luz de los ojos de aquél, que dice “te quiero”
Y tú serás entonces, el árbol deshojado.

BIRMANIA PÉREZ RUÍZ
2009
VENEZUELA

5 comentarios:

Segis dijo...

Quizás, como rezan tus alejandrinos, sea árbol deshojado cuando sea la luz de quien diga un "te quiero"; pero entonces será, como tantos otros árboles, tronco fornido que apuntale esas palabras.

¡Buena mano, te has gastado en este soneto!

Recibe un saludo,

Segis

CharlyChip dijo...

Tal vez de las ramas caigan las hojas, pero brota una flor, no quedaran las ramas desnudas.

Besos

Birmania Perez Ruiz dijo...

Gracias Segis, por leerlo, y por el comentario que viniendo de tí, me da ánimo para tratar de hacerlo mejor, un abrazo, Birmania.

Birmania Perez Ruiz dijo...

Gracias, Charly, por la lectura y por el comentario, y por las esperanzas que das, un abrazo, Birmania.

José Antonio dijo...

Al leerlo te envuelve en una atmósfera muy melancólica.
Un abrazo, Birmania.