miércoles, 30 de diciembre de 2009

PIGMALIÓN Y GALATEA

Os dejo el depertar de Galatea, surgida del docto cincel de Pigmalión. Os cuento ese despertar en dos textos, íntimamente ligados. En el primero, Pigmalión se enfrenta a la piedra (Pigmalión, a los primeros rayos de sol) y, en el segundo, Galatea despierta a la vida (Galatea despertó del sueño de la pieda enamorada)




PIGMALIÓN A LOS PRIMEROS RAYOS DE SOL


Había estado lloviendo muchos, muchos días; durante demasiados días grises, pero ahora, el tímido sol parecía querer romper la que casi se había convertido en nube de piedra. Sus timoratos rayos comenzaron a calentar el gélido ambiente y, así, poco a poco, el frío remitía y la luz se convertía en única protagonista. Aquello le permitía un resquicio a la esperanza.

Su fluctuante carácter, su ser de ida y vuelta, ante el sol, se reavivaba y se ofrecía nuevo y, aquel día, de forma especial, sintió que la creatividad dormida tanto tiempo, como el sol de primavera, despertaba del letargo frío y húmedo. Aquel hombre, tanto tiempo sumergido en los abismos del pensamiento caníbal, creía que de la roca, del barro o del metal, como prisioneros o esclavos cautivos, sólo surgirían seres dolientes como su propio yo. Cual Miguel Ángel, quiso verse artífice de la liberación, arrancando a la piedra su tormento, al barro su dolor y el sudor al inerte metal. ¿Podría él, acaso, liberar a sus esclavos para ser, de algún excelso mausoleo, tenentes de lujo?

No, la atormentada energía, la "terribilità" michelangiolesca, no parecía su herramienta en aquel momento. Y, desde luego, su erróneo pesar por el gris había quedado relegado al olvido con los rayos de sol que ya prometían inundarlo todo

Se enfrentó a la piedra, una vez más, sintiéndose como la divinidad única que habitara en el cenit de un espacio infinito y virgen. Y sus dedos, otrora agarrotados por el frío de su helada sangre adormecida, parecían ungidos de virtuosismo y, ante él, nacida como si santificada fuera antes, incluso, de su bautismo, empezó a surgir bella una sirena de estrellas.

Magia. Sintió la magia que lo impregnaba todo. La sintió en el mineral que tomaba cuerpo en sus manos. Allí no había esclavos ni cautivos, sino vida alegre que porfiaba por cantar a la mañana.

Surgió, del mármol, bella; se modeló dulce y cadenciosa y resultó ser perfecta, su Galatea.




GALATEA DESPERTÓ DEL SUEÑO DE LA PIEDRA ENAMORADA


Absorto ante la contemplación exhausta de su obra perdió la noción del tiempo. No en vano, nunca antes de sus manos y su cincel había surgido nada comparable. La belleza más excelsa, aquella que sólo habita en sueños, había quedado cautiva en el mármol blanco. Y él se sintió, de pronto, como su carcelero. Si ante la piedra soñó liberar al esclavo que la habitaba, ahora se advertía como su celador y guardián.

No pudo evitar que sus manos, casi como si de un rito sagrado se tratara, acariciaran la epidermis de roca, suavemente, maravillándose de que, ante el paso admirado de sus dedos, el tacto no fuera frío, como prometía el granítico joyel, sino de terciopelo.

Una y otra vez sus dedos marcaron el camino que los ojos bendecían en el cuerpo inerte de Galatea y, una y otra vez, sintió el contacto cálido que anunciaba un torrente de sangre tras la piedra.

Un irrefrenable impulso se apoderó de todos sus pensamientos y sus actos y, abandonándose a él, de forma apasionada, unió sus labios con los de la bella escultura. La sangre se agolpó en su boca y, con igual calor, la sangre le devolvió el beso. Un torbellino de fugaces luces y de ansias eternas, dormidos en su ser desde que el tiempo era, despertó a borbotones en su cuerpo y sintió el arrebato de amor más pasional de toda la historia de los hombres.

Y su obra respondió con la misma intensidad en aquel beso y en aquel subir al cielo. La desnudez vítrea del alabastro se cubrió de sepias y oros; se ruborizó la pétrea piel de cera ante el contacto de otra piel y un ligero temblor recorrió toda la anatomía de la talla. Se adivinaron los surcos azulados de unas venas por las que corría la vida, palpitando. Y de los labios surgió, apenas audible, un ligero suspiro de placer.

Galatea despertó del sueño de la piedra enamorada.

viernes, 25 de diciembre de 2009

SOÑAR TU NOMBRE









SOÑAR TU NOMBRE



Quise volar al cielo

y robarle, a una estrella, su uniforme de luz

para vestir, con él, la sonrisa

que se perfila en tu mirada;

y en tu sonrisa, soñar tu nombre



Quise volverme néctar,

dejarme libar por mariposas

y alcanzar el éter

en la sombra sutil con que destilan, en tu piel,

pétalos de grana,

los mismos que adivino en tu faz,

dormida en mi regazo;

y, en el éter, soñar tu nombre.



Quise ser fronda espesa en tu llanura

y decorar, en verde, el ocre de tus días,

los oros lánguidos de esas horas de susurros

que, en el azul de mi retina, se funden y acicalan;

y, en el verde, soñar tu nombre



Quise perderme en los mil aromas

que tu aliento le sustrae al paraíso

y, al alba de tu despertar,

conquistar tu boca

en una marea de besos y de arropes;

y, en tu aliento, soñar tu nombre



Y quise, al fin,

en la superficie limpia del amor que se regala

acariciar, en tí, mis sueños:

ser la luz en tu sonrisa,

el néctar en el éter de tu piel,

el verde que susurran tus horas

y el aliento en miel de tu boca.

Porque, al fin, sólo quise soñar tu nombre.

martes, 22 de diciembre de 2009

NIEBLA


NIEBLA


Vagabunda, entre la niebla,

siento en mi pecho un vacío,

en la piel, escalofríos,

y en el alma, las tinieblas.

Siento que ya no se puebla

de trinos mi rama impía,

y se nubla en agonía

la savia que me circunda,

Más si antaño fue fecunda,

hoy sólo es triste utopía.



Fue la niebla, a mi desgracia,

la que oscureció mis ojos,

la que les puso cerrojos

y me atrapó en sus falacias.

Demostré mi ineficacia

cuando, a mi copa altanera,

sometió, cual prisionera,

al designio de su boca

y no supe, ¡suerte loca!,

escapar de tal quimera.

viernes, 18 de diciembre de 2009

Eugenio Xammar

Cuando pienso en el periodismo, profesión a la cual me sentí muy atraído cuando era joven, siempre me viene a la mente el nombre de gente como Ryszard Kapuscinski o Arturo Pérez Reverte, por aquello del tópico del periodista. Pero si hubiera estado en otro tiempo o, mejor, en otro lugar, sería mejor reconocido. El periodista catalán, Eugenio Xammar, o Eugeni Xammar, pues con ambos nombres publicó, dependiendo del ámbito lingüístico al que se dirigiera, fue un periodista español de los convulsos años veinte y treinta del siglo XX (siglo pasado, aunque a mi me cueste en pensar en él como anterior).

De él dijo Salvador de Madariaga que fue el hombre más inteligente que dio España en el siglo XX y Josep Pla, en 1927, manifestó que le había enseñando más que todos los libros juntos y que era el hombre más inteligente que conocía.

Fue catalanista, poliglota, ciudadano del mundo, muy curioso, apasionado y agudo observador, que nos dejo unas reveladoras crónicas de la Alemania posterior a la Primera Guerra mundial y previas al ascenso del nazismo, recogidas en dos libros El huevo de la serpiente y Crónicas desde Berlín, publicados por Acantilado en castellano y por Quardens Crema en catalán.

En el primero narra los artículos que escribió para los periódicos La Veu de Catalunya y La Publicitat, en las cuales da cuenta en tono a veces tajante, a veces socarrón, pero con un brío que sabía mantener en vilo a sus lectores, los convulsos comienzos de la República de Weimar, en donde una Alemania humillada por el Tratado de Versalles se movía inquieta hacia no se sabía muy bien dónde, y en la que la terrible inflación (descrita con el desplome del Marco con respecto al dólar) y la ocupación francesa de la cuenca minera del Rurh (haciendo un excelente seguimiento de la huelga de brazos caídos que hicieron los alemanes en protesta por la misma), iban gestando la simiente que daría origen a nacionalsocialismo.

El propio Xammar y su amigo Josep Pla llegan, en 1923, a entrevistar al mismo Adolf Hitler, el cual les causa una pésima impresión. De dicha entrevista se pueden extraer las bases de su irracional odio a los judíos, en donde dejaba entrever la solución final que luego llevaría a cabo "Si queremos que Alemania viva debemos eliminar a los judíos", a lo que , socarronamente, el periodista le pregunta ¿A garrotazos?. Y Hitler le contesta que si fuera posible, pero que había muchos para aplicar dicho sistema. Añadiendo que los extranjeros no eran bienvenidos en Alemania, pero que ellos como españoles (en aquella época en España estaba la dictadura del General Primo de Rivera, muy del gusto nazi), ellos si que lo eran, aclarando no obstante que Xammar “igual hubiera recibido algún golpe debido a su prominente nariz, pero una vez aclarada su nacionalidad nadie le hubiera molestado”.

En este interludio se caso con Amanda, prusiana de pura cepa y montó en el Romanischen Caffe en la Kurfürstendamm de Charlotenburg, el barrio judío de Berlin, una divertida tertulia con su inefable amigo Josep Pla, a la que asistían rusos antibolcheviques, periodistas italianos o profesores de filosofía españoles. Durante este tiempo escribieron a dúo unas cartas en "La Veu de Catalunya" en las que denunciaban la mediocridad de la prensa catalana, que causaron un terrible escándalo y convulsión y en 1926 viajarían a Rusia, de donde vendrán espantados (Stalin les parecerá no menos siniestro que Hitler).

En 1927 comienza a trabajar en "El Heraldo" de Madrid, aunque hubiera preferido hacerlo para periódicos catalanes.

El segundo libro al que he hecho referencia (Crónicas desde Berlín) narra el trabajo realizado para el diario "Ahora", también de Madrid, crónicas dictadas por teléfono y transcritas a dicho periódico, mientras era al mismo tiempo agregado periodístico de la embajada Española en Alemania.

Asiste como testigo privilegiado y directo del acoso al poder por parte de los nazis, a las reñidas elecciones y el acceso final al gobierno de Alemania por parte de Hitler y sus secuaces, el incendio del Reichtag, la recuperación de la región del Sarre por Alemania, la salida de la misma de la Sociedad de Naciones o el boicot a los judíos, previo al Kristallnacht

Durante todo este tiempo manifestó su preocupación por la recién nacida Segunda República Española, Azaña le inspiraba poca confianza entre otras cosas. Participó como orador en las elecciones de 1936, en las que simpatizaba con Acció Catalana y, como buen pesimista ,llego a olfatear los vientos de alzamiento que condujeron a la Guerra Civil.

Con la Guerra Civil termina su vida periodística, se traslada a Paris al servicio de la República. Más tarde se dedicó a trabajar de traductor en diversos sitios, incluso en las Naciones Unidas. Pero nunca más volvió a ser el mismo.

En el exilio se sintió fuera de lugar y llego a escribir un furibundo artículo publicado con el pseudónimo de Peer Gynt (acaso un seguro homenaje a Henrik Ibsen) criticando la actitud colaboracionista de escritores catalanes que se prestaron a escribir en castellano para el nuevo régimen, atacando incluso a su amigo Pla (lo cual no fue óbice para que su amistad continuara). Para después guardar silencio.

Josep Badia escribió al dictado sus memorias “Seixanta anys d’anar pel mon”, disponibles únicamente en catalán, que fueron publicadas en 1974 (Reeditadas por Quarderns crema en el año 2007).

Murió en l’ Ametlla del Vallés en 1973 a los 85 años de edad.

APENAS (Soneto blanco)





Apenas un atisbo del retoño

que llora cuando besa el tallo, porque

soñando ser el fruto y la promesa

de flor que dure poco más de un día…



apenas tanta vida no le colma

si pierde el beso, al punto, cuando acaba

en fruta yerta o míseros despojos,

al pie del mismo tallo en que amanece…



apenas en tus manos, un instante,

la flor arrebatada de su cuna

no sabe de su suerte y su futuro…



apenas si la abrazas un momento

la pierdes en el último suspiro,

y así pasó, sin darnos cuenta apenas.

jueves, 17 de diciembre de 2009

El vagabundo



De tanto andar sin rumbo definido
lleva una piedra aguda en el zapato,
que lo lleva a vagar con el recato
de quien siente el destino mal parido,

de quien sabe que tuvo y ha perdido
un sueño, una pasión... un arrebato,
disuelto como un pérfido contrato
a causa del azar y del olvido,

dejando en el terreno del camino
la huella de quien fuese un ser urbano,
y ahora es un errante peregrino

que dentro de la palma de su mano,
marcado lleva a fuego y desatino
el sello inevitable del desgano.

martes, 15 de diciembre de 2009

la razón del verso




¡Desnudad la risa!


¡Desvelad el llanto!


Y cuando el alma luzca al natural,

sin aderezo alguno,

preguntadle al alma,

pues en el eco de sus respuestas

está la razón de vuestro verso.



El eco os hablará del perfil de una canción,

de la que perfuma, con nácar, los labios

cuando sus notas no se atienen al dictado impío

de una batuta desconchada en rabias.



Os contará, también, del hilván que acerca agua y fuego;

del que arropa, en brasas, las noches de silencio

y desviste los gritos de un géiser de voz ronca,

devenidos, fuego y agua, en la docta mano de un maestro



Os predicará sobre esperas y esfuerzos

mientras sangran, los ojos, tilos y magnolias

En el instante doliente de un sollozo

apreciaréis, al fin, quién es vuestro don,

y quién vuestro castigo;

comprenderéis que vuestro es el tiempo,

y que sólo en vosotros tiene principio lo que nunca ha muerto:

vuestro verso.

domingo, 13 de diciembre de 2009

La escalofriante historia de Chaim Rumkowski (extraído de los hundidos y los salvados de Primo Levi).

Recién terminado de releer la Trilogía de Auschwitz, me ha llamado poderosamente la atención la historia de Chaim Rumkowski, convertido por “obra y gracia” de los nazis en un remedo de dictador de república bananera.

A raíz de encontrarse con una moneda que tenía impreso la estrella de David, Primo Levi, reconstruye la singular y terrible historia de este hombre.

En el superpoblado gueto judío de la ciudad polaca de Lódz, actuó con la aquiescencia de sus amos alemanes y a modo de factótum de estos, un gris industrial fracasado Chaim Rumkowski, que a raíz de ser el presidente del consejo judío de dicho gueto, acabó actuando como un vulgar dictador bananero con los suyos “amasijo de sueños megalómanos de vitalidad bárbara” afirma el propio Levi. Obtuvo permiso para acuñar moneda con la que pagar a los esclavizados trabajadores del gueto, hizo diseñar y estampar sellos con su efigie, tenía una carroza arrastrada por un asno esquelético a modo de vehículo oficial para desplazarse por “sus dominios”, hacia darse alabanzas en las paupérrimas escuelas del propio gueto e incluso disponía de corte, eficaz policía o red de espionaje (más bien vulgares delatores).

Bajo la bota de sus amos, adopto las poses de estos y pretendió que sus “súbditos” le amaran, creyéndose en una suerte de “mesías, un salvador de su pueblo”.

“Aunque fuera constantemente despreciado y ridiculizado por los alemanes, es probable que Rumkowski pensase en sí mismo no como en un siervo sino como en un señor”

E incluso en su labor de “protector” de su pueblo, llego a negociar con los nazis para salvaguardar a algunos de ellos, a la vez que reprimía ferozmente cualquier atisbo de oposición.

Su final se presenta oscuro. Tras la caída del frente ruso, el gueto de Lódz es desmantelado y sus exhaustos supervivientes son deportados al temible Auschwitz, nombre que ha quedado para la historia como la antesala del infierno, como la manifestación del horror humano, su embajada en la Tierra. Él mismo parece que corrió la misma suerte que el resto de sus “súbditos”. A este respecto hay dos teorías, la romántica del villano arrepentido que da su vida para salvar a un hermano suyo y la más plausible, que acabo liquidado como el resto de los deportados, sin que le valiera recomendación o privilegio alguno anteriormente disfrutado.

Lo verdaderamente aterrador de la historia, es el por qué, ¿Qué hace a un hombre, en medio de la desgracia y humillación, elevarse en la miseria por encima de los demás y hacer uso de sus más abyectos y ávidos deseos de poder? El propio Primo Levi no deja de asombrarse no dando una certera respuesta a todo este desatino “. . . el síndrome del poder permanente y certero: la visión distorsionada del mundo, la arrogancia dogmática, la necesidad de adulación, el aferrarse convulsivamente al puesto de mando, el desprecio de las leyes”.

Un hombre que creó una corte de marionetas en medio de un reino de mendigos y desheredados, marcados todos con el número de la maldición, la muesca del matadero. . .

La pregunta sin respuesta que formula Primo Levi “¿Cómo nos comportaríamos cada uno de nosotros si fuésemos empujados por la necesidad y, al mismo tiempo, atraídos por la seducción?”

La historia repugnante de los Kapos y los funcionarios de los Lager, que como engranajes de un sistema siniestro forman parte de la explotación, un leve nivel por encima del resto de la multitud al grito de “si no lo hiciese yo, lo haría alguien peor que yo”.

Se hace difícil entender en estos tiempos de pensamientos políticamente correctos y de bienintencionados propósitos, semejantes actuaciones y da mucho que pensar toda esta historia.

Me lleva a preguntarme, ¿acaso no estamos todos hechos de la misma pasta, del mismo vil y perecedero material, que nos impide ser mejores?.

Mi intención no es empezar un debate, pro-judío o anti-judío. La historia me ha llamado profundamente la atención, no porque su autor fuera judío o de otra confesión, sino por lo que cuenta, por el hecho en sí. ¿Cómo podemos ser capaces de encontrar solaz en la desgracia que nos rodea y auto-engañarnos de semejante forma?.

Acaso no fue este un mero superviviente, que obligado por la más absurda barbarie, la demonización sin sentido del individuo., no hizo otra cosa que salir a flote.

No sé qué opinareis, pero a mí me perturban tantas cosas, que no logro dejar de sentir escalofríos.

lunes, 7 de diciembre de 2009

¿Un limón, acaso?


Entre poros de la piel,

y escondiendo los miedos,

vas versando tu coraza.



La confeccionas en ralladuras,

amarga de predicados,

revestida de imposibles

y aireada en cuchillos de sal

y de ácidos silencios.

¿Un limón, acaso?



¡Oh!, si en el panal de tu cuero

se apretaran injurias en besos

y se recitaran dientes

en la cutícula que te amansa…



En la boca infame,

el acre de la sinrazón

devolvería el castigo

a quién lo profesa,

y lloraría lágrimas de hiel



Más si no fuera tal,

sino un tierno empeño

el que proclama tu nombre

entre mimos de azúcar y viento,

¿Sería refrescante la respuesta

en los labios cautivos de tu sangre

y sería, entonces, dulce el beso?

sábado, 5 de diciembre de 2009

Tus ojos y mis ojos



Tus ojos y mis ojos ven lo mismo,
dudando por la infiel iniciativa
avisoran la urgencia decisiva
que nos pone entre el cielo y el abismo.

En el hondo fragor de este bautismo
tus manos exacerban con su altiva
contundencia,  que abruma y que cautiva
el centro primordial de mi hedonismo

y le otorgan un grácil jubileo
a mis horas que flotan en el viento
en el trémulo usual de un aleteo,

sin por ello quedar menos sediento
de tu boca, tu cuerpo y el deseo
que acrisola en la brisa de tu aliento.

jueves, 3 de diciembre de 2009

Por una cultura sostenible, ¡Defiende la dignidad del internauta!

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de Internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:



1.- Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2.- La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3.- La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4.- La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5.- Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6.- Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7.- Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8.- Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9.- Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10.- En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

NOTA: Este manifiesto fue redactado de forma conjunta por periodistas, bloggers e internautas, en una larga sesión de debates (on line, por supuesto) durante la tarde-noche de ayer. Si estás de acuerdo, difúndelo en tu blog, tu web, en redes sociales y por todas las vías que puedas. Para aquellos que estéis interesados, existen versiones en inglés, catalán y gallego.

******************************

La imposición que se prentede hacer desde ese Anteproyecto recuerda etapas realmente lesivas para la libertad de expresión que ya deberían haber quedado en el olvido y sólo supone un freno para el acceso a la cultura y la implantación de un sistema coercitivo propio de régimenes dictatoriales y ajeno a la voluntad manifiesta de millones de internautas.

Es un hecho que internet es una puerta abierta a la cultura y un vehículo de libertad que no puede verse sesgado por intereses meramente mercantilistas. Además, los promotores de ese anteproyecto, bajo el auspicio de las SGAE (Sociedad de autores españoles) pretenden, por intereses específicamente personales, vulnerar derechos generales, algo a todas luces injusto, insolidario, inadecuado, inaceptable y, no tengo duda, irrespetuoso con el propio marco jurídico en el que nos movemos los países libres.

Por ello, creo que hay argumentos más que sobrados para apoyar este manifiesto.
¡No a la inferencia de normas con finalidad política (e intereses meramente económicos) en la red! Por una internet culta y libre, patrimonio de todos.

AVISO IMPORTANTE: La autora de este post, mediante el mismo, sólo pretende hacer pública expresión de su adhesión al manifiesto que antecede, a nivel personal, dejando claro que es su intención particular y no tiene por qué ser compartida con el resto de autores de este blog.
Eso sí, los animo a adherirse al mismo

Un saludo.

aullidos de manada


AULLIDOS DE MANADA


Hay un lobo agazapado
en las sombras que proyecto.


Expectantes latidos,
un fugaz destello en su sonrisa,
un segundo en el que callan los astros...
¡y lo descubro!
Toda la sangre de mil eternidades
-jirones de tiempo-
se atropella y precipita;
mana por la herida abierta
-las fauces obedecen a su instinto-
una savia de sueños y futuros
cubriendo cicatrices.
¡Obscenas cicatrices
de otros tiempos y otras fauces!


Consumiéndose a golpes
el corazón bombea
-late, late, late-
mientras corren aullidos de manada.
Se han zanjado las noches en penumbra
entre los velos negros del destino
y una infección , una locura,
corre ya por mi sangre, infectada de lobo
y de aullidos.
He caído en el embrujo
del atractivo oculto de su aliento
y aullo, aullo…


... aullo.