lunes, 14 de septiembre de 2009

Tarde de lluvia



La tarde se derrite en la tormenta
que cae prolongada y persistente,
camina solitario su presente
en medio de la lluvia desatenta.

Pensando... sabe Dios en que irredenta
historia, que le trae la rompiente,
pasado que se ahorca finalmente
con el mismo cordel que lo sustenta.

La lluvia no concluye ni aminora,
deambula con andar irreverente
a pasos consecuentes y aledaños,

que buscan en el agua redentora
borrar los viejos trazos de la frente,
pintados por las penas y los años.








Gustavo Pertierra Puedes tomar asiento

9 comentarios:

psique dijo...

Y pasa la tarde entre cortinas de lluvia y crujidos de tormenta... La melancolía atrapa al punto, y esas penas de años parecen resbalar por algún cristal tras el que se presencia la tormenta. Me ha gustado mucho tu soneto. Y me ha gustado mucho el montaje que Segis ha realizado con él. Maravilloso el conjunto.

Bienvenido, por cierto, Gustavo, a este espacio en el que espero compartamos muchos, muchos sonetos.

Felicidades a los dos, por esta genialidad y un beso, a cada uno.

Psique

Segis dijo...

Suscribo totalmente las afimaciones de Psique:

Es un soneto magnífico y todo un galardón para tu presentación en este blog. ¡Bienvenido, compañero!

Un abrazo,

Segis

Gustavo Pertierra dijo...

Psique agradezco tu bienvenida y toda ti generosidad, espero poder aportar algo más que sonetos a este sitio, aunque no soy muy docto en cuestiones técnicas literarias, lo mio es oido e intuición, por llamarlo de algún modo, pero vere de instruirme un poco para estar a la altura de vosotros.
Un afectuoso saludo

Gustavo Pertierra dijo...

Segis, querido amigo y gran poeta, me reitero en mi respuesta a Psique, agradezco tu bienvenida ya formalmente a este lugar y haré lo que mejor que pueda mi tarea para llevar adelante el sitio, tratando de devolver la confianza dispensada.
Un abrazo compañero

CharlyChip dijo...

Bienvenido Gustavo

A menudo llueve en el alma por muy despejados que esten los cielos, a veces quisieramos borrar de ella las huellas, pero la memoria es indeleble y despiadada.

Solo el futuro mantiene sus puertas abiertas y en el estan las nuevas páginas en blanco.

Un cordial saludo

María dijo...

Hola, venía buscando blogs de Segis, y me paro en este post tan bonito, de tarde de lluvia, un placer haber estado aquí.

Saludos.

Segis dijo...

Hola, María,

Pues De Segis no hay más blogs que uno (la búsqueda te va a salir cortita :D :D :D), éste es de todos (y tuyo, si aceptas, también).
Es verdad, que este compañero nuestro, Gustavo, es un fenómeno con los sonetos, y eso se le nota a la legua.

Gracias por pasar y comentar.

Recibe un abrazo,

Segis

Gustavo Pertierra dijo...

Gracias Charly por tu reflexión y comentario.
Un abrazo

Gustavo Pertierra dijo...

Reitero en este blog comunitario las gracias por tus comentarios; María.

y Segis, no dejes que tu afecto nuble tu subjetividad, amigo, que solo soy un luchador, que de tanto en tanto sale airoso.
Mi afecto para ambos