domingo, 15 de noviembre de 2009

Los correos cadena

Es sabido por muchos de nosotros, e ignorado por muchos más (A la vista de las experiencias), que las empresas (y los troyaneros o "lamers") interesadas en hacer acopio de una generosa base de datos de direcciones de correo válidas para expender sus correos publicitarios, originan mensajes del tipo "¡¡¡Urgente, envía este correo a todas tus amistades!!!"

Claro, la buena fe, de la que afortunadamente hay mucha, responde inmediata y expansivamente a lo que cree una buena acción. Así nos llegan esos correos como el que acabo de recibir y os muestro:

MENSAJE URGENTE DESDE EL HOSPITAL LA FE DE VALENCIA

Si conoceis a alguien que tuviera el grupo sanguineo AB dispuesto a donar sangre,decirlo.
En el Hospital Universitario La Fe de Valencia hay un niño de 10 años ingresado con leucémia que necesita urgentemente unos 12 donantes.

Este grupo sanguíneo (AB) es bastante raro, de ahí el hecho de la falta de donantes.

Los médicos anuncian que si los encontraran sería muy posible salvar la vida de este niño.

Por favor, reenvía este correo a quien conozcas.

El teléfono de la madre ( Maria Angeles 963802408 )

POR FAVOR, REENVIA ESTE MENSAJE A TODAS LAS PERSONAS QUE CONOZCAS.



Pues bien, con este correo he recibido en la caja de destinatarios "para" y "CC", Con copia, un montón de direcciones de correo (junto con el nombre, que el propietario de los contactos asignó a cada una de ellas). Yo, y el resto de particulares, desaprensivos y empresas que puedan utilizarlos en su beneficio.

Eso sí, ese tal niño de doce años no se beneficiará de nada. Primero, porque no existe (Buscad el número de teléfono en internet, 963802408 - No gastéis en llamadas, que no lo vale). Después, porque lo que reza el mensaje es absurdo; si comprobamos la compatibilidad de grupos sanguíneos entenderemos que:

* Existen tres proteínas concretas que definen los grupos sanguíneos en función de que se tengan o no constitutivamente en el torrente A, B, y Rh (positivo, si existe y negativo, si no); el grupo 0-, es el que no tiene ninguna de las tres (el universal, puede donar a todos).

*La regla de oro de la compatibilidad, se basa en que no se puede trasfundir sangre con una de estas proteínas a quien no la tenga, porque creará intolerancia (los leucocitos la interpretarán como un elemento invasor en el organismo).

Por tanto un paciente del grupo AB+ (Tiene las tres y podrá recibir sangre de todo el mundo, pero sólo podrá donar a sus iguales).
Un paciente del grupo AB- (Tiene las dos primeras y puede donar a los que tengan AB+ y AB-; pero puede recibir de todos los negativos, 0-, A-, B- y AB-)
Un paciente A+ puede donar a AB+ y a A+ y puede recibir de A+ y de 0+

Y así sucesivamente. por lo tanto, la "rareza" del grupo AB (¿sin especificar el RH?), no supondría tanto problema. Sí, así, el caso de un 0- que sólo puede recibir de su igual. (Naturalmente, hablo del caso extremo de salvarle la vida, no del tratamiento).

Sólo hay que pensar qué proteínas tiene y no recibir ninguna de más (no importa, de menos).

En cualquier caso, éste sólo es un ejemplo de un correo que acabo de recibir. Pero todos hemos conocido correos de salvataje de niñas con necesidad de operaciones urgentes y otras trágico-tretas para obtener un único fin, la interminable cadena de cuentas de correo que se prestan a disposición de cualquier interceptor.

No voy a proponeros una conducta antisolidaria, aunque nunca está demás asegurarse de que no abusan de nuestra buena fe (Buscad en internet los datos antes de dar crédito a todas las alarmas); pero voy a insistir en la necesidad de usar la casilla "CCO" (Con copia oculta" para insertar vuestra lista de contactos. De esta manera, nadie podrá ver la lista de contactos y sus direcciones. Os haréis un favor, no siendo pasto fácil de los espabilados y se lo haréis a vuestros amigos, no publicando sus datos gratuitamente.

Un abrazo,

1 comentarios:

psique dijo...

Correos de ese estilo llegan constantemente a nuestro buzones.

Dejando aparte lo deshonesto de la conducta de quién empieza cadena tal, amparándose en la empatía de los posibles destinatarios (esa desvergüenza tiene un nombre, pero una señorita, y me lo cayo), como bien dices, normalmente ni se sostienen en pié los propios arguementos esgrimidos.

Gracias por recordarnos la necesidad de no atender este tipo de correos masivos y, además, por el consejo del uso de envíos como copia oculta, para evitar que nuestra cuenta sea "atrapada" y que tampoco lo sean las de nuestros contactos.

Un besote, niño

PSIQUE