domingo, 22 de noviembre de 2009

La duda



¿Porqué dudas eterna desconfiada?
deja de atormentar la pobre flor,
que ella no te dirá si nuestro amor
vale mucho , poquito o casi nada.

La respuesta sencilla y adecuada
está entre mis dos labios y el calor,
de mi sangre y mi súbito temblor
cuando beso tu boca enamorada

y no queda en tu vida ya más duda
que soy yo, de tu vida único dueño
y el agua para que tu sed acuda

a liberar ese íntimo desdeño,
que te abarca en la noche sin la ayuda
de quien tiene la llave de tu sueño.

9 comentarios:

Mónica Viviana Silvestre dijo...

Las dudas torturan el alma enamorada, desgarrandola y cegandola, en ese desesperado intento de querernos sentir únicos ante el ser amado, privandonos así de gozar ese amor en profundidad y en plenitud...
inseguridades de un corazón, que teme a la penumbra del olvido...

Exquisito poema poeta..
Un delicado placer al alma leerte

Un abrazo

Birmania Perez Ruiz dijo...

Encantador y delicado, soneto de corte romántico, cuya lectura me complace, un saludo cordial, Birmania.

Gustavo Pertierra dijo...

Gracias por tu amable comentario y
personal reflexión sobre el amor y sus dudas.
Recibe un cordial abrazo

Gustavo Pertierra dijo...

Hola Birma, muy agradecido por tu estimulante comentario, siempre tan gentil y atento
Un afectuoso abrazo, amiga

Argelia Pérez Ruiz dijo...

Felicidades Poeta, estupendo soneto. Te salen los sonetos, como las palabras al hablar. Un gran abrazo amigo.

Gustavo Pertierra dijo...

Estimada Argelia: te diré para que tengas en cuenta a la hora de escribir tus sonetos y no te desanimes si no salen de una sola vez, que los míos solo parecen tener la velocidad inspirativa del plumazo, pero detrás de ellos , hay mas transpiración que inspiración, tiempo y esfuerzo para tratar de lograr lo que tu percibes como natural, te digo esto aún a riesgo de perder la imagen que la frescura inspirativa se supone que da. Agradezco infinitamente la atención dispensada a estos versos y te dejo mi cordial y afectuoso abrazo.

Ali dijo...

Muy lindo poema que el destino hoy ha puesto ante mí.-
Yo creo que está en nuestra naturaleza femenina el querer ver el futuro, principalmente del amor, en videntes o margaritas, pero lamentablemente hay veces que tenemos su confirmación frente a nuestros propios ojos y no nos damos cuenta de ello.-
Felicitaciones.-
Alicia.-

Gustavo Pertierra dijo...

Gracias Ali, por dejar tu amable reflexión y tu parecer respecto de estos versos
Un cordial abrazo

psique dijo...

No entiendo que tenga que recurrir a deshojar margaritas cuando con un soneto le puedes resolver cualquier duda. Vale, vale, está bien, con un soneto y con un beso, :D :D :D

Me encantó.

Y por cierto, ya que hablamos de dudas, no necesito "atormentar" flor alguna para saber que escribes deliciosamente.

Felicidades, poeta


PSIQUE