sábado, 3 de octubre de 2009

Vivo o muerto

“Se busca vivo o muerto. 5000 U.S. dollars de recompensa”, rezaba el cartel pegado sobre la pared. Abajo, el rostro mal impreso y su nombre: Billy the Kid.
Se rió para sí mismo. Que se cansaran de buscarlo; él era más inteligente que ellos. Escondido donde estaba, difícilmente lo hallarían. Se ajustó el cinturón canana y los dos colt 45 que llevaba a los costados. Aquí nadie lo conocía; pero no faltaba algún desquiciado que anhelara su momento de gloria. Abrió de golpe la puerta del local y entró. Había poca gente. Se sentó a una mesa vacía.. Un hombre se acercó solícito.
- ¿Qué quieres tomar?, preguntó.
- Sírveme un wisky doble.
El otro se le quedó mirando y con voz suave, dijo:
- Lo siento Billy, tú sabes que en este lugar no servimos vino.
Enfurecido, el Kid se levantó empuñando como un relámpago el revólver que llevaba al costado derecho. Encontró los ojos del otro hombre y...entonces, todo fue muy claro. Se quedó mirando a la pistola de plástico que tenía en la mano; reconoció al enfermero que lo atendía en el comedor todos los días; y se acordó del cartel que el director había hecho imprimir para él, con el mote cariñoso ganado a pulso en aquel manicomio: Billy the Kid.

5 comentarios:

psique dijo...

Enternecedor tu relato.Detrás del duro ratero, en realidad, sólo un raterillo que mira al mundo desde la ficción se sus ensueños y no puede salir de ellos.

Tremendo el mundo de aquellos a los que la razón les juega la mala pasada de esconderse entre fantasías.

Sorprendente y muy logrado.

Un besazo.

Segis dijo...

¡Bienvenido, compañero Maparo!

De tu breve, intensa y sorprendente historia se rescata que... ¡Menos mal, que era una realidad alternativa! :D :D :D

Gracias por compartir y participar en este proyecto común.

Recibe un abrazo,

Segis

El peso de lo liviano dijo...

Me ha encantado maparo55. Corto, intenso y vibrante historia de razones más o menos extraviadas. Este tipo de relatos son los que más me gustan. ¡Genial!

Muchos abrazos.

CharlyChip dijo...

Interesante recreacion del personaje con sorpresa final ;-)

Un cordial saludo

José Antonio dijo...

Muy bueno el relato,la atmófera del oeste lo envuelve todo y esa imagen al final da un vuelco inesperado.
Muy logrado.
Un saludo.