lunes, 4 de enero de 2010

DIOS ME HIZO MUJER


DIOS ME HIZO MUJER


Dios me hizo mujer
en un segundo perdido de su eternidad;
Me hizo mujer, ¡sí!.
En el despiste de su boca,
insufló aliento cálido a mi efigie incipiente
y la nutrió de savia y néctares;
me hizo mujer en cuerpo,
en piel arrebatada en lunas
y en el fluir de la sangre y los sentidos.

Me hizo hembra
para poder, un día,
engendrar besos de luz
y parir amaneceres;
para amamantar sueños
y tejerle esperanzas a la aurora
en el bastidor de mi vientre

Me hizo fémina
para que, en la fragua del destino,
puliera los hierros candentes
del dolor de los míos
y acallara, con voz queda,
el llanto fatigoso de la fuente seca,
el grito amargo del despecho
y el último lamento de los hombres

Y me hizo mujer, fémina y hembra
para amar sin preguntas,
para recoger los velos del deseo
en la piel airada en soles y en jazmines,
para beber tules y granas en el viento
y besar el cenit.
Para ser luz y fuego
y valiente adalid en mil contiendas.
Para ser orto en la primera sonrisa
y ser ocaso en el último suspiro.

Dios, que pudo haberme hecho hombre,
se nutrió de un aire amable e inspirado,
miró directamente a los ojos del tiempo,
no lo dudó, eligió, y me hizo mujer

4 comentarios:

José Antonio dijo...

Es que Dios será lo que tú quieras, pero tonto no es. Si yo fuera Dios, seguramente la palabra "hombre" no existiría, je, je.
Me ha gustado ese canto a la feminidad, al que me apunto, valoro y reconozco.
Un fuerte abrazo, Amelia.

Gustavo Pertierra dijo...

Que bonita declaración poética sobre la femineidad. Versos muy bien desarrollados y hermosas metáforas, tu poesía va en ascenso, según mi modesto entender.
Un afectuoso abrazo, Amelia

psique dijo...

Muchas gracias, José Antonio. Es un canto de feminidad, cierto, pero menos mal que Dios, que no es tonto, de vez en cuando dejó caer un error e hizo a los hombres, :D :D :D

Es broma, entre otras cosas porque yo ¡no creo en Dios!.

:D :D :D


Un besazo, de esta que dios hizo mujer

Amelia

psique dijo...

Muchísimas gracias, Gustavo.

Intento ir más allá cada día y trabajo las metáforas con cariño. NO sé si lograré resultados convincentes, pero al menos, pongo cariño y esfuerzo.

Gracias por pasar por mis letras y comentar este canto a la feminidad.

Un beso

Amelia