viernes, 18 de diciembre de 2009

APENAS (Soneto blanco)





Apenas un atisbo del retoño

que llora cuando besa el tallo, porque

soñando ser el fruto y la promesa

de flor que dure poco más de un día…



apenas tanta vida no le colma

si pierde el beso, al punto, cuando acaba

en fruta yerta o míseros despojos,

al pie del mismo tallo en que amanece…



apenas en tus manos, un instante,

la flor arrebatada de su cuna

no sabe de su suerte y su futuro…



apenas si la abrazas un momento

la pierdes en el último suspiro,

y así pasó, sin darnos cuenta apenas.

6 comentarios:

Gustavo Pertierra dijo...

Realmente me ha dejado mas que a gusto este soneto blanco, los primero que leí , se los leí a Neruda a quien el llamaba "sonetos de madera" , Este en partciluar pese a la falta de rima que se hace costumbre, me ha sonado tan meolidoso y fluido que intuyo ha de ser por lo bien colocadas y elegidas que está cada palabra.
Nuy bueno amiga Psique, espero seguir leyendote más en este estilo
Un cordial abrazo

Gustavo Pertierra dijo...

Realmente me ha dejado mas que a gusto este soneto blanco, los primero que leí , se los leí a Neruda a quien el llamaba "sonetos de madera" , Este en partciluar pese a la falta de rima que se hace costumbre, me ha sonado tan meolidoso y fluido que intuyo ha de ser por lo bien colocadas y elegidas que está cada palabra.
Nuy bueno amiga Psique, espero seguir leyendote más en este estilo
Un cordial abrazo

Gustavo Pertierra dijo...

Iba a poner un tercer comentario , pidiendo disculpas por la reiterción del segundo, pero me pareció un abuso :D :D :D

José Antonio dijo...

Despues del 3 por 1 de Gus, dejo mi comentario.
Muy interesante este soneto blanco.
Los dos tercetos están, bajo mi prisma, muy logrados.
Las flores tienen eso, en cuanto las cortas, se convierten en la crónica de una muerte anunciada. Habría que disfrutarlas pegaditas al tallo, pero no sé que tienen que gustan tanto a las mujeres.
Un abrazo, Psique.

psique dijo...

Imagino, Gus, que con que conteste una vez a tus comentarios, llega. :D :D :D

Efectivamente, yo también conocí esta variación sobre el soneto de manos de Neruda. Y bueno, me pareció interesante el reto de escribir una forma estrófica, pero sin rima. Hay que hilar fino, indudablemente, para que no se note que nos falta el elemento primordial, que es la rima. Me ayudó a conferir el ritmo, no sólo los propios ritmos de intensidad o acentuales (de tendencia binaria, que confiere rapidez al poema, acorde con la propia semántica del mismo), sino la anáfora, sobre la baso la cadencia del soneto.

He querido dar la máxima idea de fugacidad en todos los aspectos trabajados, incluso en la propia carencia de rima. Espero haberlo conseguido.

Un placer contar con tu visita. Gracias por ello y por tu cometario

Un beso

PSIQUE

psique dijo...

José Antonio, No encontré mejor símil para expresar fugacidad que el de una flor, arrancada de su tallo. La vida de la flor es, en sí, breve, pero cuando se la priva del tallo que la alimenta y mantiene, se vuelve un presente bello, pero tremendamente efímero. Y además, en su futilidad, ya no es siquiera la promesa de continuidad que supone la flor en su medio. Por eso, porque arrancada de su tallo no es ya, casi ni presente y, desde luego, no tiene futuro alguno, es por lo que expresa con tanta rotundidad la idea de la fugacidad de las cosas.

Muchas gracias por la fidelidad a mis obras y por tu amable comentario

Un beso.

PSIQUE